Bienvenido a TLC Spain

Promociones para animar el consumo

¿Vivimos en permanente época de rebajas?

Publicado por maria.borbujo | 07 January

Aunque sea 7 de enero los consumidores no están ávidos de ofertas, rebajas y descuentos.
Desde que empezó la crisis el concepto rebajas se convirtió en un fenómeno habitual gracias a los outlets, el comercio low cost y a que muchas empresas han decidido hacer varios cortes de precio a sus productos bajo el lema “Mid Season Sales”.
Teniendo esto en cuenta, las rebajas potencian su lado romántico frente a su lado funcional puesto que el consumidor puede acceder a productos por un coste inferior al estipulado durante todo el año y ya no tiene que esperar a los periodos de enero y febrero o principios de verano, época de rebajas por excelencia.
La caída del consumo desde hace unos años hasta la fecha ha obligado no solo a adelantar las rebajas para que el consumo navideño no decaiga….sino a jugar con las mercancías y recortar sus precios y abaratarlos durante todo el año para que el consumo se mantenga lineal. Ofertas de vuelta al cole, Black Fridays, días si IVA, semanas locas y días fantásticos…permiten a todos los consumidores acceder a los productos por un valor inferior al inicial sin esperar a estos periodos.
Nuestro mercado vive en unas constantes rebajas. La crisis hizo que para reactivar el consumo fuese necesario atraer de nuevo a los clientes y esto solo se conseguía gracias a descuentos y ofertas.
De unos años a esta parte nos hemos acomodado en la cultura del low cost que significa pagar menos por lo que antes hubiéramos pagado más.
Esta tendencia que a priori supone un beneficio para los consumidores está devaluando la imagen de las marcas. Muchos consumidores ya no quieren comprar si no tienen estos descuentos pero sobre todo, el principal motivo es que han asumido que antes estaban pagando más por el mismo producto, pensamiento negativo hacía las marcas que solo las desacredita.
Las promociones de valor añadido son las únicas que pueden salvar esta situación, animando al consumo durante todo el año, ofreciendo más valor por un producto a través de regalos seguros, pero sin tocar su precio…y dejando que las rebajas brillen en enero y vuelvan a tener su tradicional protagonismo.